Historia del Valireta

Nuestra historia

Historia del Valireta, una historia encantadora, un pequeño bar restaurante de Sant Julià de Lòria que te enamorará por el estómago…

Hace tan sólo medio año, 3 personas decidieron embarcarse en una aventura culinaria que cambiaría la escena gastronómica de Sant Julià de Lòria.
Así nació Valireta, un bar restaurante que no sólo ha conquistado el corazón de sus habitantes, sino que también
ha sido galardonado con el prestigioso premio a las mejores carrilladas de la región.

Desde el principio, la misión de Valireta fue clara: crear un espacio acogedor donde las familias pudieran reunirse y disfrutar de una comida exquisita
en un ambiente cálido y familiar.
Con este objetivo en mente, el equipo de Valireta, compuesto por Andrea, Anabela y Marc, trabajó incansablemente para diseñar
un lugar que combinara la tradición y la modernidad. Además, se aseguraron de que cada detalle, desde la decoración hasta el menú,
reflejara su pasión por la buena cocina y la hospitalidad.

Por un lado, el menú de Valireta es un homenaje a los sabores locales y la cocina casera, con platos que evocan recuerdos de la infancia y reuniones familiares.
Por otro lado, el bar ofrece una selección de bebidas que complementan perfectamente cada plato, haciendo de cada visita una experiencia única y memorable.

Una historia de éxito

A medida que pasaban los meses, Valireta empezó a ganar popularidad, no sólo entre los locales,
sino entre los turistas que buscaban una experiencia auténtica y deliciosa.
Motivados por ese éxito, los fundadores decidieron participar en un prestigioso concurso de cocina local. 

Así presentaron su famosa receta de mejillas, un plato que combina perfectamente tradición y creatividad.

Como resultado, no tardaron en recibir el reconocimiento que merecían, ganando el premio a las mejores mejillas de Sant Julià de Lòria.
Este premio no sólo es un testimonio de la habilidad culinaria del equipo, sino también de su dedicación y amor por lo que hacen.

En resumen, Valireta se ha convertido en un símbolo de calidad y calidez en Sant Julià de Lòria. 

Y, sin duda, ésta es sólo la primera de muchas historias de éxito que este maravilloso lugar tiene por delante.

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *